Archivo de la etiqueta: hector dager empresa

¿Por qué es importante protegerla? La capa de Ozono es una delgada película que se encuentra en la atmósfera y protege a los ecosistemas y a los seres vivos que los integran, de los dañinos rayos ultravioleta que emite el sol. A fines de la década de 1970, los científicos descubrieron que muchas de las actividades humanas, como el empleo de aerosoles, refrigeradores y acondicionadores de aire contribuían a que esta capa perdiera grosor y aparecieran en ella ‘agujeros’. Las consecuencias de nuestra forma de vida han hecho que dichos agujeros cambien de tamaño y cuanto más grandes son, en las zonas afectadas se producen aumentos de las patologías asociadas a la exposición cutánea a los rayos UVA: como los diferentes tipos de cáncer de piel y las cataratas, pero también se producen diversas disrupciones en los ciclos de los ecosistemas expuestos. ¿Cómo se generan los agujeros? Los halocarbonos son más perjudiciales para la capa de ozono. Estos son productos químicos que se emplean con mucha frecuencia y para varios tipos de usos y están compuestos por uno o más átomos de carbono unidos a uno o más átomos de alguno de los halógenos más comunes: flúor, yodo, bromo o cloro. Las peores, de dichas sustancias son el bromuro de metilo, el tetracloruro de carbono y el metilcloroformo. Combatiendo los agujeros Desde que se descubrió el problema se comenzó a trabajar para combatirlo. En 1985, los gobiernos de casi todos los países del mundo aprobaron la Convención de Viena para Protección de la Capa de Ozono (que entró en vigor en septiembre de 1988). En 1987 políticos, científicos e industriales se unieron para prohibir el empleo del 99% de las sustancias mencionadas, en el marco del Protocolo de Montreal. En 1994 la Asamblea General de la ONU proclamó el 16 de septiembre como el día dedicado a la capa de ozono, conmemorando el aniversario de la firma del Protocolo de Montreal. Además, se alentó a los Estados miembros a actuar de manera concreta y de conformidad con los objetivos del Protocolo y la Convención. PUBLICIDAD A día de hoy, la gobernanza global acompañada de las acciones individuales y colectivas, siempre de la mano de la ciencia, son las únicas herramientas que se pueden emplear para enfrentar los grandes desafíos actuales, especialmente los de corte medioambiental. Preservar la capa de ozono es uno de ellos.

Fuente: Energias Renovables

SEO/BirdLife urge a que el Gobierno de España, en coordinación con las CCAA, cumplan con la ley, pongan en marcha el catálogo de espacios en peligro de desaparición en España y declaren a las lagunas costeras –de las que el Mar Menor es su principal representante- primer hábitat en riesgo de España. El reciente estudio del Instituto Español de Oceanografía, que señala al vertido continuado de nutrientes agrícolas como principal causa de la mortandad masiva de fauna en el Mar Menor, refuerza la necesidad de declarar al Mar Menor en peligro de desaparición para que se activen las políticas necesarias para salvarlo SEO/BirdLife insiste en la necesidad de atender estos ecosistemas y de cambiar el modelo agrario y la gestión de las cuencas para que, ni el Mar Menor ni otros espacios como Doñana o la Albufera, acaben degradados SEO/BirdLife urge a la declaración de Mar Menor como primer espacio en peligro de desaparición en España como instrumento para canalizar las medidas necesarias para proteger esta laguna costera, única en Europa. El reciente informe del Instituto Español de Oceanografía, que certifica que los episodios de mortandad masiva ocurridos en el espacio se deben a los aportes constantes de nutrientes y materia orgánica, refuerza aún más la necesidad de que se produzca esta declaración, que debe impulsar el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO). En concreto, y de acuerdo con lo que marca la ley, el Gobierno de España, en coordinación con las Comunidades Autónomas, ha de impulsar la creación del Catálogo de Hábitats en Peligro de Desaparición, un listado similar al que existe para especies declaradas en peligro de extinción como el lince ibérico o el águila imperial. Una vez creado este catálogo, SEO/BirdLife reclama que el hábitat de las lagunas costeras –el Mar Menor es su principal representante, pues supone un 40% del total de lagunas costeras en España– sea el primer hábitat declarado en peligro de desaparición. Esta declaración no solo permitirá acelerar y reforzar medidas para proteger el Mar Menor, sino que también se convertirá en una poderosa herramienta para mejorar la conservación de otras lagunas costeras con serios problemas como es el caso de Doñana o L’Albufera de Valencia. SEO/BirdLife ha activado una campaña de movilización ciudadana, que se une a otras iniciativas para proteger el Mar Menor, como la que pide que sea el primer espacio con personalidad jurídica. Cambio de modelo agrícola SEO/BirdLife, tal y como ha expuesto en sus alegaciones a los diversos planes de recuperación del Mar Menor, considera necesaria una reconversión del modelo productivo agrario del Campo de Cartagena hacía un futuro ambiental donde se compatibilice con la protección de la laguna. Esto supondría asegurar la clausura definitiva de todas las extracciones y explotaciones ilegales de regadío (aproximadamente 8.000 hectáreas), con un calendario de ejecución y un presupuesto específico, además de las necesarias sanciones en su caso, y poner en marcha un programa de vigilancia continua a medio-largo plazo que sea capaz de disuadir las prácticas ilegales e impida la ineficacia de las denuncias. Paralelamente, la ONG pide actuar en origen para controlar los nutrientes. Considera que centrarse en la fase final (descarga superficial y subterránea a la albufera del Mar Menor) es renunciar a solucionar el problema. Es necesario mayor incremento del personal y de la Administración que permita un mayor control en el uso de fertilizantes y agroquímicos, y mejores sistemas de control administrativo y legal que hagan que las medidas propuestas se adopten en la realidad. Igualmente, son necesarias actuaciones de reducción de uso de fertilizantes en origen a escala de explotación y escala de cuenca. La revisión de la dimensión del regadío intensivo en toda la cuenca vertiente, y, por ende, del trasvase Tajo-Segura, y acabar definitivamente con los innegables y gravísimos efectos ambientales que dicha infraestructura desencadena en ambas cuencas hidrográficas (Tajo y Segura). PUBLICIDAD No solo el Mar Menor está en peligro Las lagunas costeras son uno de los hábitats prioritarios para la Unión Europea y uno de los principales hábitats en espacios protegidos de la Red Natura 2000 como el Mar Menor (que acoge el 40% de la superficie total del hábitat en España), Doñana (28%) y la Albufera de Valencia (20%). SEO/BirdLife apunta que la realidad es que más del 90% de este hábitat presente en España sufre graves problemas que ponen en riesgo su futuro y motivan una alarmante pérdida de biodiversidad. Que los episodios como el vivido estos días en el Mar Menor son la punta del iceberg de un abandono total de uno de los ecosistemas más relevantes para la biodiversidad del estado español.

Fuente: Energias Renovables

Hasta ahora las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura, la silvicultura y el uso de la tierra, y otros subsectores relacionados con la alimentación, no se habían podido evaluar con precisión. Los datos eran escasos, espacialmente inexactos y metodológicamente incoherentes entre los diferentes subsectores agrícolas. En un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Food, un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Illinois en EE UU, ha desarrollado un marco de modelización de datos único, coherente y unificado para estimar las emisiones mundiales de CO2, metano y óxido nitroso procedentes de la alimentación humana de origen vegetal y animal. Los resultados, que han estimado las emisiones en el año 2010 de 171 cultivos y 16 productos ganaderos con datos de 200 países, revelan que la producción mundial de alimentos es responsable de emisiones de gases de efecto invernadero equivalentes a 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 al año, de los cuales el 57 % corresponde a la producción de alimentos de origen animal, el 29 % a la de origen vegetal y el 14 % a otros aprovechamientos, como el caucho y el algodón. “Hemos considerado todas las fuentes y sumideros de gases de efecto invernadero de todos los subsectores relacionados con la producción y el consumo de alimentos, incluidos el transporte, la importación, la exportación y el almacenamiento de alimentos”, explica a SINC Atul K. Jain, autor principal del trabajo e investigador en la universidad estadounidense. El estudio permitió calcular estas concentraciones en lugares concretos de una serie de subsectores que no se habían tenido en cuenta en estudios anteriores, como las emisiones netas de CO2 (fuentes menos sumideros) procedentes de las prácticas de gestión de la tierra agrícola (arado del suelo, plantación de cultivos, fertilización, riego, recolección de granos y recuperación de los residuos de las cosechas). Así, las emisiones estimadas del sector alimentario representarían el 35 % de esta emisión total producida por el ser humano, teniendo en cuenta que según el V Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), las emisiones totales de gases de efecto invernadero fueron 49.000 millones de toneladas métricas de CO2 al año en 2010. PUBLICIDAD “Con el actual crecimiento demográfico y económico, esperamos que la demanda mundial de alimentos aumente en el futuro, lo que hará que se amplíen los subsectores de la alimentación, y que por tanto darán lugar a un aumento de las emisiones y contribuirán al cambio climático”, añade el experto. El sector ganadero, el más contaminante Según la investigación, la carne de vacuno –con el 25 % del total de emisiones relacionadas con la alimentación– es el alimento de origen animal que más contribuye, seguido de la leche de vaca (8 %) y la carne de cerdo (7 %). En cuanto a los alimentos de origen vegetal, el arroz (12 %) es el que más contribuye, seguido del trigo (5 %) y la caña de azúcar (2 %). Además, “dentro de los cuatro subsectores principales, las actividades de gestión de tierras agrícolas (38 %) son las que más contribuyen”, recalca Jain. Entre los países, China (7 %), India (4 %) e Indonesia (2 %) tienen las mayores emisiones procedentes de la producción de alimentos de origen vegetal. Los países con mayores emisiones procedentes de la producción de alimentos de origen animal son China (8 %), Brasil (6 %), EE UU (5 %) e India (4 %). PUBLICIDAD Cómo reducir las emisiones procedentes de este sector Los científicos señalan que se pueden adoptar muchas prácticas desde el punto de vista de la producción para limitar estas emisiones y seguir estrategias de mitigación del clima. “La reducción de la labranza o la no labranza podría minimizar la perturbación del suelo y, por tanto, disminuir las emisiones”, pone como ejemplo el científico. Otro ejemplo es la mejora de la gestión de los residuos de las cosechas, como la práctica de devolver los residuos al campo. En muchos países, los agricultores queman directamente los residuos de las cosechas, lo que provoca tanto emisiones de gases de efecto invernadero como contaminación atmosférica. Por último, Altur Jain propone mejorar la eficiencia del uso de los fertilizantes mediante la gestión de precisión de los mismos. “Este enfoque aplica los abonos en función de la demanda y el momento de la fertilización según las condiciones específicas del campo de un determinado cultivo”, concluye.

Fuente: Energias Renovables

Ecologistas en Acción considera incomprensible que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico no haya declarado todavía las lagunas costeras como primer hábitat en peligro de extinción en el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición. El Mar Menor es el mayor representante de este hábitat con un 40 % de la superficie total del hábitat en España. La organización ecologista ha realizado esta solicitud al Director General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, al Secretario de Estado de Medio Ambiente y a la Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico en su última visita al Mar Menor. Ecologistas en Acción lleva un año reclamando por diferentes vías al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la urgente puesta en marcha del Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición (CEHPD) y la inmediata inclusión en el mismo del hábitat Lagunas costeras, que debe ser el primer hábitat incluido en dicho catálogo. Esta solicitud se ha realizado durante una reunión al Director General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, por carta en repetidas ocasiones al Secretario de Estado de Medio Ambiente y directamente a la Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico en su última visita al Mar Menor. Tal como se especifica en el artículo 24 de la Ley 42/2007, el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición (CEHPD) debe incluir los hábitats en peligro de desaparición, cuya conservación o, en su caso, restauración exija medidas específicas de protección y conservación. A pesar de que han transcurrido 14 años desde su creación, este catálogo no se ha instrumentado. El hábitat 1150, incluido en el anexo 1 de la Directiva 92/43/CEE y conocido como Lagunas costeras, es uno de los hábitats prioritarios para la Unión Europea y el principal hábitat en espacios como el Mar Menor, que acoge el 40 % de la superficie total del hábitat en el Estado español. Doñana acoge el 28 % y la Albufera de Valencia el 20 %. Más del 90 % de este hábitat sufre graves problemas que ponen en riesgo su futuro y motivan una alarmante pérdida de biodiversidad. En el Mar Menor es ya muy evidente el colapso ambiental que ha provocado un desequilibrio ecológico en su hábitat debido al grave proceso de eutrofización de sus aguas, la sobreexplotación de los recursos hídricos en Doñana que compromete el estado de conservación de los hábitats y especies que dependen del agua, y la crisis ambiental que persiste en la laguna costera de la Albufera de Valencia que, debido a la deficiente e insuficiente calidad en los aportes de agua, presenta un estado hipereutrófico (falta de oxígeno y elevada concentración de nutrientes en el agua) que impide recuperar la biodiversidad del humedal. Ecologistas en Acción considera que el futuro de este hábitat es muy incierto, por lo que es imprescindible que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico adopte medidas urgentes y globales que reviertan su situación, sin olvidar que la economía de las diferentes zonas depende en gran medida de la adecuada conservación de estas lagunas, así como la calidad de vida de sus habitantes. La inclusión de las lagunas costeras en el CEHPD supondría la incorporación de una superficie adecuada de este hábitat en algún instrumento de gestión o figura de protección de espacios naturales, nueva o ya existente. También implicaría la adopción de las medidas necesarias para frenar la recesión y eliminar el riesgo de desaparición de estos hábitats en los instrumentos de planificación y de otro tipo adecuados a estos fines, así como la aprobación de estrategias específicas de conservación y restauración de dicho hábitat.

Fuente: Energias Renovables

Equipos especializados de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, formados por agentes medioambientales, técnicos, veterinarios, y miembros de las Patrullas Oso de Alto Sil, han realizado este miércoles la primera captura y radiomarcaje de un oso pardo en la Cordillera Cantábrica desde hacía varias décadas. Las actuaciones se han llevado a cabo junto con investigadores del Grupo de investigación del oso pardo cantábrico del Instituto Mixto en Investigación en Biodiversidad (IMIB, CSIC/Universidad de Oviedo/Principado de Asturias), encabezados por Vincenzo Penteriani, y personal veterinario del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria. Esta intervención se enmarca en el Plan de Captura y Radiomarcaje de oso pardo en Castilla y León y en el proyecto ‘A step formard the conservatiuon of threatened species in Spain: Brown bear telemetry in the Cantabrian Mountains (bearMOVE; PID2020-114181GB100)’ aprobado por el Ministerio de Ciencia e Innovación en junio de 2021 al grupo de Vincenzo Penteriani. Igualmente, cuenta con el apoyo técnico y económico de la International Association for Bear Research and Management (IBA), y del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, donde se han desarrollado prácticas previas al inicio del programa. Tras más de dos años de trabajo, la Junta de Castilla y León y el Grupo de investigación del oso pardo cantábrico del IMIB han iniciado el programa de radiomarcaje de osos pardos mediante la primera captura de una hembra de oso pardo durante la jornada de este miércoles. Durante la anestesia, que transcurrió sin complicaciones y fue monitorizada por el equipo veterinario, se le realizó un examen físico completo, y un análisis hematológico, bioquímico y urinario, en campo, constatando que los valores analizados se hallan dentro de los rangos normales para la especie y edad. Asimismo, se recogieron muestras biológicas y datos biométricos para futuros estudios sobre la especie. El programa de radiomarcaje se desarrollará en una primera fase durante los próximos 4 años, y persigue el objetivo de capturar y radiomarcar entre 20 y 30 ejemplares de oso pardo en la Cordillera Cantábrica. Si bien en una etapa inicial, se desarrollará en León en las comarcas de Laciana y Alto Sil, a medio plazo se trabajará en territorios limítrofes de la provincia de León con la comunidad autónoma de Galicia, contando con el apoyo de la Xunta de Galicia, e igualmente se trabajará en la subpoblación oriental de la Cordillera, tanto en el extremo oriental de León, como en la Montaña Palentina, y en la comunidad autónoma de Cantabria. PUBLICIDAD La ejecución de este programa de radiomarcaje mediante la integración de equipos multidisciplinares y expertos pertenecientes a grupos de investigación y a las administraciones de las comunidades autónomas supone una herramienta clave para la mejora del conocimiento sobre la especie, y para hacer frente a los nuevos retos que supone su evolución favorable. En concreto, el Plan de captura y radiomarcaje de oso pardo en Castilla y León define como objetivos favorecer la coexistencia entre osos y humanos en el paisaje humanizado de la Cordillera; aumentar el conocimiento sobre el uso del hábitat y los movimientos de los diferentes tipos de osos (adultos, subadultos, machos hembras); reducir conflictos entre osos y hombres mediante la mejora del conocimiento en las características de los desplazamientos y ritmos de actividad de los ‘osos conflictivos’ o individualizar las principales causas de mortalidad para su reducción. En relación con los equipos de captura, el plan describe los riesgos inherentes a la captura y radiomarcaje de osos pardos, considerando indispensable una formación adecuada de los equipos de intervención. Dentro de los distintos equipos materiales de captura, los protocolos aprobados para el desarrollo del plan de captura en Castilla y León establecen que se deberán aplicar sistemas que permitan la selección o discriminación de ejemplares. PUBLICIDAD En este sentido los métodos de captura autorizados deben ser efectivos, selectivos y seguros, tanto para los animales como para las personas involucradas en las diferentes tareas asociadas con la captura, existiendo técnicas de captura específica que permiten seleccionar el sujeto a marcar, consistentes en sistemas de visualización y disparo remoto, sistema de captura por tanto mínimamente invasivo. De forma complementaria a este sistema de captura, en el plan de captura de Castilla y León se autoriza el remolque trampa (tipo «culvert») en el caso de capturas dirigidas sobre un ejemplar o ejemplares concretos previamente identificados y localizados. Sobre este tipo de sistema de captura, remolques trampa o «culvert», la Junta ha desarrollado un doble sistema de seguridad y activación remota que permite en todo momento visualizar la trampa en tiempo real y seleccionar en qué momento se procede a la activación de la misma, evitando así atrapamientos o lesiones sobre en segundo ejemplar, principalmente osas con crías, que pudieran acceder a la trampa.

Fuente: Energias Renovables

Cuando los bebés humanos comienzan a aprender a hablar, primero balbucean, es decir, emiten sonidos con los que van entrenando el aparato vocal. De esta forma, van adquiriendo un mayor control motor e imitan las vocales, las consonantes y el ritmo que definen el lenguaje humano. El desarrollo típico de niñas y niños implica el balbuceo, independientemente de la cultura y el idioma que se vaya a aprender, por eso se caracteriza por rasgos universales. Sin embargo, nuestra especie no es la única que aprende a emitir estos sonidos. Existen aves, como las cantoras, y otros mamíferos que lo hacen. Uno de ellos es el murciélago de sacos (Saccopteryx bilineata). Sus crías emiten una serie de cantos que ya se habían comparado con el balbuceo de los bebés humanos. Sin embargo, hasta ahora no se había hecho una evaluación formal de esta característica. Un equipo de científicas del Museo de Historia Natural de Berlín (Alemania), formado por Ahana A. Fernández, Lara S. Burchardt, Martina Nagy y Mirjam Knörnschild, ha estudiado el comportamiento de 20 crías en su hábitat natural en Panamá y Costa Rica. Para recoger los datos de sus balbuceos, los murciélagos se habituaron a la presencia de las investigadoras en las proximidades de sus dormideros, lo que permitió realizar a diario grabaciones acústicas y otras de vídeo complementarias, desde su nacimiento hasta el destete, cuando las madres dejan de amamantar a sus crías. Una observación minuciosa de estos mamíferos Esta especie vive en los Neotrópicos, desde América Central hasta América del Sur. Sus refugios diurnos se encuentran en las ranuras de árboles y en las paredes exteriores de casas. Esta especie se adapta muy bien a la luz del día y las interacciones sociales –incluido el balbuceo– ocurren allí mismo. “Todo esto y que los murciélagos siempre mantengan una cierta distancia entre ellos nos permite observar muy bien a los individuos. También los anillamos con aros de color en los antebrazos para distinguir a los individuos y realizar grabaciones específicas”, dice a SINC Mirjam Knörnschild. PUBLICIDAD Las autoras de este trabajo, que publica la revista Science, volvieron a Alemania para analizar los resultados y evidenciaron que, no solo hay pruebas claras de un comportamiento de balbuceo en los murciélagos, sino que, sorprendentemente eran similares al de los bebés humanos: se caracterizan por los mismos ocho rasgos, incluida la imitación de sílabas canónicas y la ritmicidad. “Cada lengua –y también los cantos de Saccopteryx bilineata– tiene un ritmo característico. Esta cadencia nos ayuda a entender mejor cuando escuchamos a alguien hablar. Puede que sea similar en los murciélagos: es más fácil comunicarse cuando las vocalizaciones tienen un ritmo determinado”, añade la científica. Las características del balbuceo en las crías que quizás sean más destacables, aparte de la ritmicidad, son la repetición de sílabas, la característica multisilábica del sonido y que se trata de un comportamiento que comienza muy temprano en el desarrollo. Y, al igual que en los humanos, es universal en los murciélagos. “Lo extraordinario de esta especie es que es capaz de imitar vocalmente. Esto significa que aprende nuevas cantos escuchando a sus tutores e imitándolos. Esta habilidad es también un requisito indispensable para que nosotros aprendamos a hablar. Además, Saccopteryx bilineata tiene un gran repertorio de sonidos que incluye 25 tipos diferentes de sílabas. Las crías aprenden la canción de sus tutores mientras balbucean. Hasta ahora, no hemos encontrado otras especies de murciélago que lo haga”, asegura Knörnschild. PUBLICIDAD Para Ahana A. Fernández, coautora del estudio, “trabajar con crías de murciélagos salvajes es una oportunidad única porque permite observar y registrar un comportamiento complejo en un entorno completamente natural y sin alteraciones”. Aprender a vocalizar para marcar territorio Durante su ontogenia o período de desarrollo, las crías de S. bilineata pasan una media de siete semanas realizando un balbuceo diario. Este se caracteriza por largas secuencias vocales multisilábicas que incluyen tipos de sílabas del repertorio vocal de los adultos. “Además, este balbuceo se escucha a una distancia considerable del dormidero y tienen una duración de hasta 43 minutos”, dice Martina Nagy, coautora del trabajo. Mientras balbucean, las crías aprenden el canto de los machos adultos. PUBLICIDAD La canción que repiten es un canto territorial. Los machos adultos lo utilizan para marcar su territorio y señalar su presencia a los competidores. Además, contiene información sobre su condición, información que también podría ser importante para las hembras a la hora de escoger una pareja. El comportamiento de balbuceo es poco frecuente en el reino animal. Hasta ahora, este fenómeno se ha descrito casi exclusivamente en las aves cantoras. Sin embargo, la investigación sobre los pájaros ha proporcionado importantes conocimientos sobre el desarrollo del habla en humanos, porque es difícil trasladar plenamente estos resultados. Su anatomía es muy diferente, los pájaros tienen siringe, los humanos laringe, y su organización cerebral también es muy distinta. Por otro lado, en murciélagos, este fenómeno se produce tanto en los machos como en las hembras, lo que contrasta fuertemente con el de los pájaros cantores, entre los que solo balbucean los machos jóvenes. “Aunque estos son los únicos ejemplos que tienen la capacidad de asimilar vocales y balbucear, hay otras especies que también aprenden cánticos y quizá balbuceen: por ejemplo, los delfines, la nutria gigante del Amazonas (Pteronura brasiliensis) o la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber)”, concluye Knörnschild. Referencia: Ahana A. Fernández et al. “Babbling in a vocal learning bat resembles human infant babbling”. Science Fuente: Agencia sinc

Fuente: Energias Renovables

La historia de choques entre pájaros y aeronaves comenzó durante uno de los primeros vuelos tripulados de los hermanos Wright en 1905. Desde entonces, las principales preocupaciones han sido no solo la seguridad de los pasajeros y mortalidad de las aves debido a la alta velocidad de los aviones, sino también el coste económico que suponen los daños materiales y los retrasos de las operaciones, estimados en 1.200.000 millones de dólares en todo el mundo cada año. Aunque en las últimas décadas se han realizado muchos esfuerzos para reducir estos impactos, se han recogidos pocos datos sobre el movimiento y la presencia de las aves, cuyo conocimiento podría mejorar drásticamente las medidas de reducción de choques. Hasta ahora, las migraciones de estos animales, difíciles de controlar y de predecir en los aeropuertos, han sido a menudo ignoradas. En un nuevo estudio, publicado en el Journal of Applied Ecology, científicos del Laboratorio de Ornitología de Cornell en EE UU, junto a otros expertos, han buscado patrones de movimiento animal entre los datos de colisiones con aves de tres aeropuertos del área de Nueva York (EE UU), desarrollando un modelo de predicción. “De todas las colisiones de aves registradas en los aeropuertos Kennedy, Newark y LaGuardia durante un periodo de seis años, el mayor número se produjo durante la migración, especialmente durante el otoño, quizá debido a la gran cantidad de aves jóvenes inexpertas nacidas a principios de año”, explica la autora principal, Cecilia Nilsson. El trabajo revela que el 90 % de los impactos afectaron a una especie migratoria. “Nuestro modelo predice que el riesgo de colisiones perjudiciales durante los periodos de gran intensidad migratoria aumenta hasta un 400 % y un 700 %”, añade Nilsson, que ahora se encuentra en la Universidad de Copenhague, en Dinamarca. PUBLICIDAD Qué especies son más frecuentes Los investigadores utilizaron el radar de vigilancia meteorológica de dos estaciones cercanas para saber cuándo era más intensa la migración en los aeropuertos estudiados. Para definir qué especies se encontraban cerca de estas instalaciones a lo largo del año, los expertos también recogieron información del programa de observación de aves on line eBird. Por último, con el objetivo de completar la información, el equipo usó el conjunto de datos de registros detallados de colisiones de aves que mantiene la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que opera los tres aeropuertos. Con todo, lograron asignar una puntuación de riesgo a las especies que chocaban con más frecuencia. “Los daños causados por el impacto de un ave dependen en gran medida del peso del animal que impacta y de la tendencia de esa especie a moverse en bandadas”, explica la experta. “Cuando los pájaros de gran tamaño se mueven en grupo, el riesgo de que se produzcan mayores golpes es el más alto”, continúa. PUBLICIDAD Entre las especies con mayor grado de peligrosidad se encuentran los gansos canadienses, las garzas azules, los ánades reales y los buitres pavo, siendo los primeros los que tienen mayor probabilidad de causar daños. El mayor número de colisiones con aves en los tres aeropuertos se produjo con un pájaro cantor de tamaño medio, el mirlo americano. Por otra parte, el despegue y el aterrizaje son los momentos en los que los aviones comerciales son más susceptibles de chocar contra las aves, ya que ambos comparten el espacio aéreo. En este sentido, las aeronaves militares también corren peligro en las altitudes más bajas porque van a mayor velocidad durante los ejercicios de entrenamiento. En altitudes de crucero, los aviones están a demasiada altura para encontrarse con la mayoría de las aves en vuelo. “Es importante tener en cuenta que el momento, los movimientos y la composición de las especies de aves serán diferentes en cada lugar”, señala Nilsson. Como los datos de eBird y los del radar son conjuntos de datos continentales, “el método utilizado en nuestro estudio puede aplicarse a otros aeropuertos para ahorrar tiempo, dinero y posiblemente vidas”, concluye la experta. PUBLICIDAD Referencia: Cecilia Nilsson et al. “Bird strikes at commercial airports explained by citizen science and weather radar data” Journal of Applied Ecology Fuente: Agencia sinc

Fuente: Energias Renovables

La investigadora del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), Anna Maria Addamo, forma parte de un estudio europeo que ha analizado la percepción y la actitud de la población griega ante esta problemática. Los resultados muestran que existe una falta de información en la población, pero también su buena disposición a seguir políticas como la Directiva europea de plásticos de un solo uso. “En el año 2019, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) aprobaron la Directiva europea de plásticos de un solo uso (2019/904, UE) con el objetivo de reducir este tipo de desechos en las playas y mares europeos. La pandemia por COVID-19 ha hecho que la puesta en marcha de esta normativa se ralentice, pero la degradación de los mares no se detiene, así que desde el 3 de julio de 2021 la Directiva entra en vigor prohibiendo la venta de cualquier producto fabricado con plástico de un solo uso”, señala Anna Maria Addamo. “En Grecia se hizo una consulta pública y la medida está en vías de incorporarse a la legislación nacional. Sin embargo, nosotros nos preguntamos en qué grado la población ha participado en la adopción de la medida y cómo de dispuesta está a apoyarla”, puntualiza la investigadora. Para averiguarlo los investigadores del estudio, publicado en la revista Marine Pollution Bulletin y financiado por OceanCare dentro de la campaña #zeroplastic de la ONG iSea, diseñaron un cuestionario con preguntas sobre el conocimiento de la población y su disposición a pagar las tasas de la Directiva y a cambiar sus hábitos de consumo. El cuestionario se distribuyó por redes sociales entre febrero de 2019 y enero de 2020. En total, 374 personas procedentes de 53 ciudades griegas, la mayoría mujeres de entre 19 y 30 años, contestaron a la encuesta. “Los resultados muestran que, a pesar de que hay un entendimiento general acerca de la problemática de los plásticos, existe cierto desconocimiento sobre su origen y su uso. Además, reflejan que, aunque no recibieron suficiente información sobre la Directiva, los ciudadanos están dispuestos a pagar las tasas establecidas por la normativa y a seguir sus medidas, lo que garantiza el éxito de las mismas”, explica Addamo. “Este estudio pone de manifiesto que, además de proporcionar alternativas a los plásticos de un solo uso, es necesario hacer más campañas de divulgación y educación científica para reforzar el cambio en el modelo de consumo y para que los ciudadanos puedan participar en procesos de gobernanza, siendo aplicable a distintos países y problemáticas”, concluye. Esta iniciativa se suma al proyecto MarPlaSO sobre micro y macro plásticos marinos, coordinado por la investigadora del MNCN. El estudio, financiado por Extreme E y la Fundación Enel, se basará en las muestras tomadas en una expedición que navegará desde la Amazonía hasta Ushuaia, en un barco de bajas emisiones.

Fuente: Energias Renovables

Una solución eficaz La respuesta a este tipo de necesidades es sin lugar a dudas la central eléctrica portátil Bluetti EB55, que cuenta con 537Wh y 700 watts, tiene un tamaño tan útil como versátil y es capaz de proveer de energía (de fuentes ecológicas y/o tradicionales) a multitud de aparatos, tales como: móviles, electrodomésticos medianos y pequeños y un sinfín de artefactos electrónicos y eléctricos. La Bluetti EB55 es ideal para quienes necesitan la máxima velocidad de carga posible para sus aparatos electrónicos, un espectro de funcionalidad más amplio y la mayor libertad de movimientos posible. Podrás llevarte la oficina contigo a donde quieras, sin sacrificar ni una de tus herramientas de productividad.  Características de la Bluetti EB55 Materiales  La carcasa exterior de la central eléctrica portátil Bluetti EB55 está construida de un material plástico muy sólido, de altísima calidad e ignífugo. Con un peso de apenas 7.2 kg, tiene un asa ergonómica para facilitar su transporte y patas de goma que aseguran su estabilidad. En cuanto a colores es posible optar por varios tonos, como el gris o el azul. Batería  La batería de la Bluetti EB55 de 537 Wh es del tipo químico de fosfato de litio-hierro, una de las que tiene mayor rango de estabilidad y duración del mercado. Gracias al controlador BMS, que ha sido desarrollado exclusivamente por Bluetti, la unidad puede superar los 2500 ciclos de carga sin que la capacidad detenida descienda del 80%. Prestaciones La Bluetti EB55 tiene varios enchufes de CA y es una fuente fiable de potencia continua (a través de un inversor de onda sinusoidal pura). En cuanto a los tomacorrientes, ubicados en el frontal de la central eléctrica, tiene un amplio espectro de opciones por lo que puede proporcionar energía a los aparatos de CA de casi todas las cargas de 5V / 12V. También ofrece un tomacorriente USB-C de 100 vatios (que cumple con el protocolo PD3.0) para móviles, portátiles, etc. PUBLICIDAD ¿Cómo cargar la Bluetti EB55? En apenas 3 o 4 horas se puede recargar la Bluetti EB55 conectando la central eléctrica portátil a cualquier sistema de paneles solares de 200 W (verificar que el voltaje del circuito esté dentro del rango de 12 ~ 28V). También puede aprovecharse el adaptador de CA 25,2 V, 8 A y 200 W que viene incluido, con el que se conecta a la red eléctrica y requiere 3 horas y media para una carga completa.

Fuente: Energias Renovables

Los resultados de la subasta se traducirán en ahorros directos en el recibo de la luz, que aumentarán con las sucesivas convocatorias Se establece una reserva de 600 MW dirigida a instalaciones que empiecen a operar en un plazo más reducido, para adelantar el ahorro Habrá otra reserva de 300 MW para instalaciones solares de generación distribuida con carácter local que fomenten la participación ciudadana El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha iniciado los trámites para celebrar en octubre una nueva subasta de 3.300 MW eólicos y fotovoltaicos con plazos de ejecución acelerados para que su generación rebaje cuanto antes los precios de la electricidad y avanzar en la consecución de los objetivos climáticos. El concurso se estructura en distintos cupos o reservas de potencia, entre las que destacan 600 MW que tendrán que estar operativos en un plazo de ocho meses y 300 MW para pequeñas instalaciones fotovoltaicas con relevante participación local.  La última subasta de asignación del Régimen Económico de Energías Renovables (REER), celebrada el pasado 26 de enero, adjudicó 3.034 MW eólicos y fotovoltaicos a unos 25 euros por MWh, un precio muy inferior a los que registra el mercado mayorista de la electricidad. Al objeto de acelerar el efecto reductor de estas fuentes renovables sobre las facturas de los consumidores, el MITECO ha lanzado una nueva puja, iniciando el trámite de audiencia de la resolución de la Secretaría de Estado de Energía que la convoca, que ya está disponible aquí. Esta subasta  es la segunda con el sistema establecido por el Real Decreto 960/2020 y fija plazos más ajustados que la primera para que las instalaciones ganadoras estén operativas, al igual que distintas reservas de potencia para obtener un mix equilibrado, buscando siempre el ahorro para los consumidores. Así, se plantea una reserva de potencia de disponibilidad acelerada, con 600 MW para plantas eólicas o fotovoltaicas ya en avanzado estado de tramitación, que tendrán que estar construidas en un plazo de ocho meses desde la adjudicación de la retribución regulada, de modo que tengan impacto antes del verano de 2022. Junto con esta reserva de disponibilidad acelerada, la subasta prevé una reserva de 1.500 MW para eólica terrestre, otra de 700 MW para fotovoltaica, otra de carácter neutra de 200 MW y otra de 300 MW para sistemas solares distribuidos. Participación ciudadana Estos 300 MW están dirigidos a instalaciones fotovoltaicas menores o iguales a 5 MW, con fuerte carácter local, y en la adjudicación se tendrán en cuenta elementos como la población próxima al emplazamiento o la participación ciudadana en las instalaciones. El apoyo específico a los pequeños sistemas de generación distribuida responde a que aportan una mayor eficiencia, porque precisan menos infraestructuras de red y reducen las pérdidas de energía en ellas; también se ha considerado la necesidad de democratizar el sistema eléctrico, buscando la participación activa de los ciudadanos, así como de otros agentes, como PYMES y entidades locales, en el despliegue de las tecnologías renovables. Por otro lado, este segundo concurso concuerda con la incorporación de nueva potencia renovable entre 2020 y 2025 prevista por la Orden TED/1161/2020. Durante el resto del presente 2021 está prevista la celebración de otros procedimientos de concurrencia competitiva para un mínimo de 200 MW de energía solar termoeléctrica, 140 MW de biomasa y 20 MW para otras tecnologías.  La incorporación de la generación renovable resultante de esta subasta reducirá directamente el precio de la electricidad, al desplazar energía producida con centrales más caras y contaminantes. PUBLICIDAD En información pública hasta el 31 de agosto El trámite de audiencia de la resolución de la Secretaría de Estado de Energía por la que se convoca la segunda subasta para el otorgamiento del régimen económico de energías renovables está abierto hasta el día 31 de agosto. La resolución debería de estar publicada en el BOE durante la primera quincena de septiembre, momento en que las empresas podrán remitir sus propuestas. De acuerdo con ello, la subasta se celebrará durante el mes de octubre y se espera un elevado interés y una amplia participación. Las subastas de asignación de REER ofrecen un marco retributivo estable que atrae la inversión y fomenta la actividad económica en toda la cadena de valor de las energías renovables del país, algo especialmente relevante en un escenario de recuperación por la crisis sanitaria, al tiempo que permite que los consumidores se beneficien de manera directa de las reducciones de costes de generación de estas tecnologías. Fuente: Miteco

Fuente: Energias Renovables

En los últimos meses, SEO/BirdLife ha alegado a unos 200 proyectos en todo el territorio nacional planteados en espacios de alto valor ecológico, proyectos que deberían haberse pensado en otro lugar, preferiblemente entornos urbanos ya degradados. Como parte de su trabajo constante por unas renovables responsables. SEO/BirdLife ha presentado alegaciones a los parques eólicos de Garciaz y Madroñera, situados en la Sierra de las Villuercas, en Cáceres. La ONG constata que ambos proyectos, que en realidad deberían haberse presentado como uno solo, pueden generar impactos severos sobre un espacio forestal bien conservado y ampliamente utilizado por especies protegidas de aves. Entre otras, a seis parejas de cigüeña negra, una especie en estado de conservación Vulnerable y que cuenta, en Cáceres, con una significativa población que es preciso atender. Los parques también podrían afectar al águila real, milano real o abejero europeo, entre otras. SEO/BirdLife, que acumula más de 200 alegaciones en los últimos meses sobre proyectos renovables con evidentes impactos para la biodiversidad, apela una vez más a la responsabilidad de los promotores a la hora de seleccionar los emplazamientos para sus proyectos. De hecho, los potenciales parques de Garcíaz y Madroñera podrían afectar a un espacio natural protegido, la ZEC Sierra Cabezas del Águila, dentro de Red Natura 2000. La ONG ambiental también destaca la necesidad de mejorar la calidad de los estudios de impacto ambiental que presentan a las administraciones. En este caso particular, los análisis presentados en los dos proyectos de sierra de las Villuercas no cuentan con estudios de impacto de avifauna que, entre otras cuestiones, determine el impacto sobre las cigüeñas negras. “SEO/BirdLife viene trabajando desde 1993 por un desarrollo renovable responsable, esto es, compatible con la naturaleza, que es la primera línea de defensa frente al cambio climático. Este despliegue es posible y positivo para todos. Para lograrlo, es fundamental que los promotores trabajen por plantear proyectos en zonas sin impacto, especialmente zonas degradadas próximas a entornos urbanos, y un modelo de generación energética mucho más distribuido y pegado a los grandes puntos de consumo. Al tiempo, es fundamental que las administraciones, a través de una planificación adecuada que incluya un mapa vinculante con zonas de exclusión, oriente y facilite unas renovables responsables. No podemos permitirnos proyectos que, claramente, suponen una afección severa sobre el patrimonio natural”, señala Marcelino Caraguiallet, delegado en Extremadura de SEO/BirdLife. Pérdida de biodiversidad, por colisión El proyecto de Parque Eólico “Garciaz” y su infraestructura de evacuación de energía eléctrica asociada, así como el proyecto “Madroñera”, tendrían impacto para las aves ya que la localización de los aerogeneradores tiene un gran efecto en la probabilidad de colisión. “Claramente los parques situados en, o cerca, de áreas utilizadas regularmente por un gran número de aves para su alimentación, reproducción, descanso o migración son más peligrosas”, afirma Cardalliaguet. Los parques eólicos fraccionados Madroñera y Garciaz con 24 aerogeneradores en total de más de 150 metros de altura, podrían producir la muerte por colisión de entre 29 y 1.542 aves al año, dependiendo de su ubicación. Para SEO/BirdLife es indudable que estos parques eólicos constituyen un peligro para las poblaciones de especies protegidas que utilizan su espacio aéreo, en especial aves rapaces, migratorias o planeadoras como cigüeña negra, águila perdicera, águila real, alimoche común, buitre negro, grulla común, milano real, o cernícalo primilla. Pero, además, pueden producir la muerte de muchas otras especies de aves protegidas más pequeñas y presentes igualmente en la zona. PUBLICIDAD La ONG alega que Los parques eólicos Garciaz (50 MW) y Madroñera (50 MW), dado que fueron sometidos consecutivamente al proceso de autorización ambiental por el mismo promotor, y que los aerogeneradores de ambos proyectos se encuentran en la misma zona y comparten infraestructuras comunes muy relevantes, así como la línea de evacuación, deberían ser considerados un único proyecto a efectos de la evaluación ambiental y autorización del mismo.  Esta fragmentación de un proyecto en dos, lo que permite su tramitación ante el órgano ambiental autonómico en lugar del estatal, es una práctica de uso creciente que, a juicio de SEO/BirdLife, va en detrimento de un adecuado cumplimiento de la normativa de impacto ambiental. Análisis de impacto insuficiente Asimismo, la ONG alega que el estudio de impacto ambiental no incluye un adecuado inventario de fauna; ni tiene en cuenta la afección sobre especies de aves protegidas como la cigüeña negra, el milano real, el buitre negro, el águila real, el abejero europeo. Y tampoco ha valorado bien la afección sobre hábitats de interés comunitario. De la misma manera, la ONG hace hincapié en que los proyectos eólicos fraccionados que pretende implantar el promotor en los términos municipales de Madroñera y Garciaz, afectarán al espacio de Red Natura ZEC Sierra Cabezas de Águila.  PUBLICIDAD Si bien ambos proyectos están fuera de dicho espacio, las especies de aves del Anexo I de la Directiva Aves presentes en el mismo tienen muchas posibilidades de verse afectadas por estos aerogeneradores y la normativa comunitaria también contempla estas afecciones tanto por proyectos situados dentro como fuera de los espacios que conforman la Red Natura 2000. Así, SEO/BirdLife solicita que el órgano ambiental emita una declaración de impacto ambiental desfavorable a los parques eólicos “Garciaz” y “Madroñera”. Parques eólicos en un paraíso forestal Gran parte de estas sierras está cubierta por densos bosques de encinas y robles, con árboles centenarios que dominan uno de los paisajes forestales mejor conservados de Extremadura. Los aerogeneradores eólicos instalados en zonas con altas densidades de aves producen la muerte sistemática de numerosos ejemplares cada año, que no pueden esquivar sus palas o no las ven en condiciones de baja visibilidad. Además, su instalación implica la apertura de grandes vías de acceso y taludes para subir la maquinaria y las enormes piezas a lo alto de las sierras, lo que lleva aparejada la destrucción de miles de árboles y del paisaje. Extremadura es la comunidad autónoma con mayores poblaciones de cigüeña negra con el 50% de toda la población nacional, de buitre negro con aproximadamente el 38% de toda la población española o de grulla común invernante que ronda el 54% de toda la población en España. PUBLICIDAD También tiene poblaciones muy significativas de cigüeña blanca, con el 33 % de España aproximadamente, un 13% de la población de nacional águila perdicera, otro 13% aproximadamente de la población nacional de águila calzada, aproximadamente el 12% de la población nacional de águila imperial ibérica, un 10% de la población de milano real y también el 10% de alimoche común. Renovables responsables Para SEO/BirdLife, la transición energética debe hacerse con una adecuada implantación territorial, evitando afectar otros bienes de interés, como los patrimoniales o los ambientales. “No tendría sentido una transición energética que provocase efectos negativos en la biodiversidad y con ello en el equilibrio del planeta. Por ello, deben analizarse con mucha atención los efectos de la implantación significativa de proyectos de energías renovables, especialmente en relación con la capacidad de acogida de los territorios”, añade Cardalliaguet. SEO/BirdLife aboga por unas renovables responsables desde 1993, cuando estudió y se opuso a la ubicación escogida para la primera gran planta eólica de España, en plena ruta de migración de aves. Desde entonces, defiende y trabaja en el territorio para que el hoy por hoy el necesario despliegue de energías renovables sea compatible con la biodiversidad. Las energías renovables son una parte fundamental de la solución a la crisis climática, pero, si se ubican en espacios de alto valor natural, contribuyen a la destrucción de la biodiversidad, que también es fundamental para frenar el cambio climático, afrontar la recuperación post-COVID 19 e imprescindible para asegurar calidad de vida a la ciudadanía y a las generaciones futuras. SEO/BirdLife y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han elaborado dos documentos para contribuir a un desarrollo de renovables responsables: un decálogo para unas renovables responsables y recomendaciones sobre zonas que deberían ser prioritarias para el desarrollo renovable y zonas que deberían quedar excluidas.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Al día siguiente, 19 de julio, el fuego, al parecer, se reavivó de nuevo, quemando herbazales y arbustos, ocasionando daños cuantiosos incluso en algunos edificios de la Ciudad Universitaria. En total mas de 10 hectáreas (100.000 metros cuadrados) que han perdido sus árboles, arbustos y rica biodiversidad. Parte de los terrenos de este parque son de gestión municipal, el ayuntamiento de la capital se ha apresurado a decir que solo 2.500 metros cuadrados, correspondientes al incendio pertenecen a su responsabilidad. El resto de la superficie de este pulmón verde son mantenidos por el consorcio de la Ciudad Universitaria, en el que están presentes la Universidad Complutense, la Politécnica, la UNED y el Ayuntamiento de Madrid. Mas allá de las responsabilidades concretas y de la posibilidad de que el fuego fuera provocado, es inaceptable que se produzcan incendios de estas características por la falta contrastada de mantenimiento jardinero y forestal en muchas de las zonas verdes de la ciudad. Como se ha denunciado desde las asociaciones vecinales, no es justificable que seis meses después del temporal Filomena queden restos acumulados en los parques desde entonces y que algunas de las masas de vegetación más importantes de la ciudad como es la Dehesa de la Villa se encuentren desatendidas, intransitables y llenas aún de troncos y ramas caídas. El Ayuntamiento de Madrid, mas allá de la titularidad de los terrenos debe velar para que esto no suceda y en su caso proceder de oficio a las labores pertinentes, urgiendo a los responsables a que realicen las tareas necesarias para que no se reproduzcan situaciones como la descrita. Ecologistas en Acción agradece a los servicios municipales de emergencias, bomberos y policía municipal su pronta respuesta ante el incendio, que se produjo de madrugada. Su rápida actuación, sin duda, evitó que el incendio se propagara a otras zonas del parque y la tragedia fuera de mayor envergadura.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Es necesario saber exactamente cuál es la realidad del GLP, porque recordando el viejo dicho: “no es oro todo lo que reluce” y el Gas Licuado de Petróleo (que es un combustible de origen fósil, digan lo que digan) no es tan maravilloso como nos lo pintan, por lo que a la hora de plantearse un cambio hay que saber qué es exactamente lo que nos aporta y qué desventajas tiene. Lo positivo es que efectivamente resulta menos contaminante (especialmente si se lo compara con el diésel), es sin dudas más barato (el precio del GLP es entre un 15 y un 40% más barato que otros carburantes) e implica un aumento real de la autonomía (porque se suma a la que brinda el motor tradicional), pero hasta ahí llegan las ventajas, si realmente queremos un futuro más sostenible. NO todos los vehículos pueden pasarse al AutoGas Para los coches antiguos, a menos que tengan una homologación rarísima y difícil de conseguir (la R-115), el GLP no es una opción viable. Los vehículos de alta potencia tampoco se pueden adaptar porque no se logran los niveles de homologación requeridos por la UE (la cantidad de gas inyectada no iguala a la de los demás combustibles) y algunos modelos específicos tienen advertencias de fábrica, que avisan que una conversión implica riesgo de fallos. Calibración: ¿cuál es la justa? Luego del cambio del coche a GLP hay que encontrar el punto justo de calibración o sea cuál es la cantidad ideal de gas que se debe inyectar y cuándo debe hacerse eso. Y no es una tarea fácil, porque cada kit es diferente. Hasta que el experto dé con la fórmula perfecta podemos sufrir toda clase de problemas. Habrá avisos de fallos de todo tipo, un coche que siempre anduvo “como la seda” dará tirones, el ‘tacto’ del motor no será el mismo, las vueltas por minuto o ralentí no tendrán estabilidad, en fin, que hasta dar con la programación que corresponde, será muy necesario armarse de paciencia. PUBLICIDAD A largo plazo: se avecinan problemas mecánicos Tras la conversión, un coche GLP puede sufrir varios problemas: el más común de los cuales es el resecado de las válvulas y/o del asiento debido a que, las temperaturas que se generan en la combustión de este carburante son mayores. También se deben controlar la bomba, los inyectores de gas y el equipo GLP en general. Reducción de espacios y + peso Dado que los depósitos de GLP son de plástico no sufren procesos corrosivos, pero sumarán al menos 50 kg al peso total del vehículo y una vez reconvertido el coche para funcionar con GLP, no solo contará con sobrepeso, sino que tendrá una merma real del espacio útil del maletero.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

En concreto, las nuevas instalaciones tienen una potencia total de 261,05 megavatios (MW) y generarán, en conjunto, aproximadamente 477 gigavatios hora (GWh) de energía al año, un volumen que equivale al consumo de 121.300 hogares españoles. Estas plantas son propiedad de Solaria que además es el desarrollador, constructor y operador de las mismas. Para apoyar la construcción y puesta en marcha de las plantas, el banco de la UE facilitará a Solaria ese total de hasta 54 millones de euros mediante una estructura de financiación de proyecto (‘project finance’). Esta financiación del BEI se divide en dos tramos: un tramo de financiación senior del proyecto por un importe máximo de 51,7 millones de euros, y un mecanismo de reserva del servicio de la deuda del BEI, por un importe máximo de 2,3 millones de euros. Además, el BEI facilita más financiación privada al proyecto por medio de un tramo intermediado por bancos de hasta 14 millones de euros que se prevé formalizar más adelante. El importe restante de la ‘financiación de proyecto’ fue suscrito por Natixis, que también actuará como proveedor de ‘swap’ de tipos de interés para toda la deuda senior. Además, la financiación del BEI fomentará la seguridad del suministro energético, la lucha contra el cambio climático, la generación de empleo y la cohesión social. La totalidad de las plantas están situadas en regiones de cohesión, fomentando así la recuperación económica de estas regiones que se vieron especialmente afectadas por la pandemia del Covid-19. La construcción de los parques fotovoltaicos contribuirá a los objetivos de España para 2030 en cuanto a la reducción de las emisiones de CO2, además de contribuir a los objetivos españoles en materia de energías renovables establecidos en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), en el que se prevé aumentar la cuota de fuentes de energía renovable en el consumo final bruto de energía del 20% en 2020 al 42% en 2030. El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, señaló que «como banco del clima de la UE, nos complace impulsar el desarrollo de infraestructuras de generación de energía renovable, de cara a contribuir al crecimiento económico sostenible y a la creación de empleo de calidad en España». Por su parte, el presidente de Solaria, Enrique Díaz-Tejeiro, indicó que este nuevo acuerdo «pone de manifiesto una vez más el compromiso del BEI con Solaria y, principalmente, con la transición energética que impulsamos con el fin de sustituir las energías contaminantes por otras alternativas renovables».

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Respecto a la edad media de éstos vehículos, se sitúa en dos años. De hecho, los vehículos de segunda mano eléctricos con menos de un año copan el 41% de las ventas totales, seguidos en un 33% por los que tienen entre uno y tres años y en un 19% los eléctricos de ocasión con tres y cinco años de antigüedad. «Este crecimiento en las ventas que viene acompañado también por el creciente interés por parte de los españoles en esta tipología de vehículos. En coches.net constatamos que las búsquedas de eléctricos de ocasión representan ya el 5% en nuestro mercado», ha apuntado Marcel Blanes, responsable de relaciones institucionales de coches.net, quien también ha señalado la importancia de queeste interes se vea acompañado por un incremento en la oferta, que hasta ahora está ocupada en casi el 70% por vehículos de menos de tres años. «Esperemos que se resuelvan pronto los problemas de abastecimiento de vehículo nuevo, que son clave para la renovación de flotas y a su vez generan nuevas bolsas de vehículos de ocasión», ha recalcado. El Renault Zoe es el vehículo eléctrico de ocasión más vendido (779 unidades) seguido del Smart ForFour EV y Smart ForTwo EV. Navarra, la comunidad más cara Navarra se posiciona como la Comunidad Autónoma más cara de todo el territorio para la compra de un vehículo eléctrico de segunda mano alcanzando los 42.115 euros de media durante el segundo trimestre de 2021, seguida del País Vasco con un precio medio de oferta de 30.643 euros y de la Comunidad Valenciana que ha registrado un precio medio en este segundo trimestre de 29.876 euros. Baleares es la comunidad más barata para la compra de este tipo de vehículos con un precio medio de oferta de 22.198 euros, seguida de La Rioja, con un precio medio de 23.704 euros y Madrid, con un precio medio de 23.916 euros. A nivel nacional, el precio medio de oferta del vehículo eléctrico de ocasión en el segundo trimestre de 2021 se ha situado en los 26.178 euros, lo que supone una subida de 1,5% respecto al precio medio del primer trimestre.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Y la prevención exige estrategias de país para luchar contra los efectos del cambio climático, cuyos resultados se verán a largo plazo, y contra la despoblación de las zonas rurales. «Repoblar la España vaciada y fomentar una economía rural sana preservaría y enriquecería la biodiversidad, reduciría el riesgo de mega-incendios y facilitaría el control del fuego», señalan desde la Fundación. En esa línea, y para que haya gente dispuesta a repoblar y vivir del monte, la entidad apunta que habrá que revalorizar los productos y bienes rurales (madera, olivos, productos del pastoreo…) y concienciar a la población para que los consuma. Así, asegura que con valores ecosistémicos de biodiversidad se contribuiría a fijar carbono en el suelo, a un mejor aprovechamiento de las lluvias y a generar un paisaje mosaico con monte abierto, que se está perdiendo y es beneficioso para especies como el conejo, la perdiz y el águila, y monte cerrado. Para el responsable de proyectos internacionales de la Fundación Pau Costa, Jordi Vendrell, «la capacidad humana y técnica en extinción ha llegado al límite». «Debemos buscar ese cambio social que implica una mejor gestión de los montes y que desde la población se apoye a través del consumo de proximidad», indica. Más grandes incendios Entre enero y junio de este año se registraron en España 3.451 incendios, un 6% más que en el primer semestre de 2020, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO). Bajo esa dinámica creciente subyace un cambio de tendencia, ya que mientras suben los conatos –de 1.776 en 2020 a 2.254 en 2021–, se reducen los incendios propiamente dichos –de 1.284 a 1.197– y se duplican los llamados grandes incendios forestales (GIF), los que afectan a más de 500 hectáreas, que pasaron de 3 a 6. Como explica Vendrell, desde finales de los años 90 del siglo XX ha bajado el número de incendios –aquellos que afectan a más de una hectárea– y ha disminuido la superficie media que queman. Pero se han incrementado los grandes incendios forestales, que son los que queman más de 500 hectáreas y lo hacen con más intensidad y virulencia, advierte. «Se propagan a gran velocidad y tienen mucho más impacto sobre el ecosistema. No es lo mismo tener un incendio de 10.000 hectáreas que 200 de 50. Los pequeños se apagan», incide. En España, entre 2010 y 2019 el número de siniestros se redujo en un 36% respecto a la década anterior y la media de la superficie afectada disminuyó en un 27%. No obstante, la proporción de grandes incendios crece año tras año respecto al total de siniestros. Y aunque apenas suponen el 0,18% del total, en ellos arde el 40% de la superficie total afectada por el fuego. PUBLICIDAD De hecho, según datos de Copernicus, el programa de observación de la Tierra que gestiona la Comisión Europea para toda la Unión Europea, desde el 1 de enero hasta el 25 de julio de este año se han producido en España 12 grandes incendios forestales: tres en Andalucía, otros tres en Cantabria, dos en Castilla-La Mancha y uno respectivamente en Canarias, Cataluña, Castilla y León y País Vasco. En conjunto han quemado más de 26.000 hectáreas. «Ahora estamos en esta dinámica: tenemos menos incendios, pero los que tenemos se hacen mucho mayores porque son más virulentos y queman con mayor intensidad», señala Vendrell, que achaca este cambio de tendencia a dos grandes pilares: el despoblamiento rural producido desde finales de los años 60, que significó que muchas hectáreas de monte forestal dejaran de cultivarse y cuidarse, generando más carga de combustible forestal, y el cambio climático, que se visibiliza en temperaturas medias más altas y un régimen de lluvias cambiante. «Ha cambiado la distribución de las lluvias durante el año. No llueve igual ahora que hace 30 años y no es lo mismo que caigan 10 litros durante 10 días que 100 litros en un día. Lo primero implica aprovechamiento, lo segundo genera inundaciones. El agua se evapora con más facilidad y nuestros bosques tienen menos agua para sobrevivir, son mas vulnerables, sufren estrés hídrico», concluye. PUBLICIDAD Acciones en alicante en 2022 para concienciar La Fundación Pau Costa, que este año celebra su décimo aniversario, se creó para conectar a los expertos de ámbito internacional y los distintos actores que participan en la gestión de incendios (extinción, prevención, investigación académica), compartir información y experiencias, y avanzar en el conocimiento de los incendios forestales. La Fundación ha sido seleccionada por la Comisión Europea para participar en un proyecto europeo cuyo trabajo se centra en identificar las líneas de investigación estratégicas donde invertir en prevención, investigación y gestión del territorio. «Desde la experiencia española vamos a identificar y decidir las líneas clave de la CE en los próximos 10 años en cuanto a incendios forestales», afirma Vendrell. La colaboración de Fundación Aquae y Fundación Pau Costa desarrollará acciones en Alicante en 2022 con el objetivo de concienciar a los ciudadanos y los organismos públicos, facilitarles pautas para evitar igniciones y subsanar lo antes posible los daños que puedan provocar los incendios.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

El aceite apareció como un paso natural tras el invento de la agricultura. La humanidad domesticó plantas –como el olivo, la soja, el girasol– y animales para extraer sus aceites y grasas, respectivamente, y emplearlos tanto en alimentación como en la industria . Desde la antigua Grecia y las primeras civilizaciones agrícolas, la humanidad ha desarrollado habilidades industriales de producción de estas sustancias que dejarían asombrado al propio Zeus. En España, por ejemplo, consumimos cerca de 850 0000 t de aceite al año. Esta producción masiva de aceite viene asociada a una producción de residuos proporcional. EE. UU. genera cerca de 11 000 millones de litros de aceite usado, mientras que en Europa esta cifra asciende a 1 000 millones. España genera unos 150 millones de litros de aceite vegetal usado Con respecto a las grasas animales residuales, solo en EE. UU. se desecharon 2,6 millones de toneladas (grasa de ternera, cerdo, oveja, etc.). Ambas sustancias se generan principalmente a partir de industrias de procesamiento de alimentos, restaurantes y en nuestros hogares. Gestión de un residuo contaminante Los residuos de aceites y grasas deben desecharse de forma separada a los residuos orgánicos generados durante el cocinado. Jamás deben ser vertidos a la red de desagües, ya que su capacidad de contaminación es elevada. Un vertido o mala gestión de estos residuos representa un verdadero peligro; se estima que un litro de aceite puede contaminar mil litros de agua. Debido a su inmiscibilidad, estas sustancias crean una película superficial impidiendo el intercambio de oxígeno en los medios acuáticos. Producen así la degradación de ríos, lagos, acuíferos y afectan a los suelos, ecosistemas y, por ende, a la agricultura. Su persistencia provoca el incremento de los costes de las infraestructuras necesarias para la remediación de los suelos contaminados y el depurado de aguas. Tradicionalmente, una forma casera de reciclado ha sido la producción de jabón. Al combinar el aceite residual con sosa caústica y aplicar calor se produce la reacción de saponificación. Los más osados también pueden producir su propio combustible produciendo biodiesel casero. Sin embargo, la vida moderna es difícilmente compatible con la elaboración artesanal. Por eso, lo mejor es dejar el reciclaje de estos residuos en manos especializadas, que realizarán una recogida controlada. PUBLICIDAD Algunas iniciativas como Madre Coraje o empresas especializadas en recogida de aceite se encargan este trabajo. Para ello, han instalado contenedores específicos, que suelen mostrar colores llamativos como el naranja. En estos contenedores se deposita el aceite usado, previamente acumulado en casa en botellas usadas. La empresa guipuzcoana Eko3r ha dado un paso adelante desarrollando contenedores inteligentes mejorando de esta forma la eficiencia de la recogida. Una segunda vida para aceites y grasas La comunidad científica está intentando dar un valor a estos residuos, de forma que, a través de una serie de transformaciones, se puedan aprovechar para otros propósitos. La reutilización o reciclaje, que viene a ser la puesta en valor de estos residuos, se enmarca dentro del modelo de economía circular. Esto se realiza a través de un modelo de biorrefinería. En estas instalaciones se obtienen una variedad de productos y bioenergía a partir de biomasa (o residuos vegetales o animales). El proceso es similar a las refinerías tradicionales, pero más sostenible. Optar por esta alternativa permite mitigar nuestra dependencia del petróleo, su impacto medio ambiental y reducir el impacto de verter estos residuos alimentarios. PUBLICIDAD Fabricación de biocombustibles Las grasas y los aceites son sustancias llamadas ésteres. Generalmente, están formadas por tres ácidos grasos (que pueden tener mayor grado de saturación o insaturación) y una molécula de glicerina. A este tipo de éster lo denominamos triglicérido y su síntesis en la naturaleza está relacionada con el almacenamiento de energía para épocas de escasez. Los triglicéridos son sintetizados por bacterias, hongos, vegetales, animales y seres humanos. Si a temperatura ambiente están en estado líquido son aceites y si están en estado sólido son grasas. El aceite puede ser usado como combustible para motores diésel. De hecho, el motor que inventó Rudolf Diesel y que presentó en 1900 en la Exposición Universal de París empleaba aceite de cacahuete como combustible. PUBLICIDAD Sin embargo, la viscosidad de los aceites es muy alta, lo que hace que se pueda formar carbonilla al quemarlo, entre otros problemas. Para reducirla, se recurre a una reacción de transesterificación. Este proceso consiste básicamente en sustituir la molécula de glicerina por otro alcohol más ligero, transformando el éster en biodiésel. Así se consigue reducir la viscosidad y producir un combustible con propiedades similares al gasóleo. El biodiésel ha ido perdiendo peso como combustible alternativo, ya que su producción suele partir de aceites vegetales y podría, por tanto, competir con su uso en alimentación. La utilización de aceites residuales puede solucionar este conflicto, ya que se ha demostrado que el biodiésel obtenido tiene igual calidad que el procedente de aceites vegetales. En el Grupo de investigación BIOSAHE hemos producido biodiésel de distintos aceites y grasas: aceites reciclados, aceites vegetales no comestibles, aceites extraídos de la basura y grasas de kebab. Por otro lado, la irrupción de los coches eléctricos y otros combustibles alternativos como el hidrógeno puede disminuir más aún la necesidad del biodiésel, reduciendo su utilización a aquellas situaciones en que no pueda ser usada otra fuente libre de emisiones. Otros usos: biolubricantes y bioplásticos Aceites y grasas pueden también ser empleados para la lubricación. Con un proceso similar al de la producción de biodiésel, se han obtenido nuevos biolubricantes, que son biodegradables y menos contaminantes que los aceites minerales. Además de aplicaciones en el sector automovilístico, estos residuos pueden ser utilizados en el sector farmacéutico y nutraceútico. La producción de jabones vía saponificación ya es un hecho desde hace mucho tiempo, pero se ha observado que la composición de muchos de estos residuos es rica en antioxidantes y que puede ayudar en el tratamiento de muchas enfermedades. PUBLICIDAD En cuanto a la industria del procesado de pescado, hemos descubierto que los residuos son ricos en ácidos grasos omega-3, que poseen un alto valor añadido para combatir, por ejemplo, el colesterol. Un uso de gran valor para desarrollar en los próximos años es la producción de bioplásticos a partir de microorganismos alimentados con aceites residuales. Muchas bacterias tienen la habilidad de degradar los triglicéridos e incluirlos en su metabolismo (gracias a la secreción de una enzima llamada lipasa y a un proceso metabólico llamado β-oxidación, que los humanos utilizamos para perder peso). Así, son capaces de transformarlos en otras sustancias como pueden ser los bioplásticos. Los biopolímeros han demostrado tener propiedades similares a los termoplásticos procedentes del petróleo. Por tanto, pueden utilizarse en tecnología, como la impresión 3D, abriendo un increíble abanico de posibilidades. Como vemos, el aceite que sale de la freidora puede tener miles de vidas. Lo que hoy nos sirvió para cocinar unas fabulosas patatas fritas, mañana puede ser el bioplástico del asa de la sartén. PUBLICIDAD A su vez, al desechar este utensilio, otros microorganismos pueden emplear ese bioplástico para producir el hidrógeno que nos lleve al trabajo (en un nuevo motor que aproveche la reacción de hidrógeno y oxígeno para producir energía) y moléculas de agua, que regarán el olivo que hace cientos de años una diosa como Atenea nos regaló. En este caso, el milagro es fruto de la economía circular. Autores Miguel Carmona Cabello Investigador en el Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada, Universidad de Córdoba  Pilar Dorado Catedrática en el Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada, Universidad de Córdoba  Sara Pinzi Profesora del Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada, Universidad de Córdoba Fuente: The conversation

Fuente: Noticias Medio Ambiente

En España estamos acostumbrados a este tipo de imágenes, pero las víctimas mortales no alcanzan, en cada ocasión, el número de las personas muertas o desaparecidas de aquella región. Es una zona esencialmente plana, no son ramblas como las españolas, o las de los cañones de la cuenca del río Colorado. Por eso la tragedia es más inesperada. La situación del chorro polar los días anteriores muestra un esquema en Ω invertida sobre el Atlántico central, similar, pero inversa a la que produjo la ola de calor extremo en los estados de Oregón y Washington de los EE UU y la Columbia Británica de Canadá. Estos meandros profundos del chorro polar arrastran con mucha fuerza aire desde regiones lejanas a las zonas de la incidencias meteorológicas. Al ser la situación la de una Ω invertida, el chorro polar arrastró aire cargado de humedad desde el Atlántico central sobre Europa El meandro anterior al de la Omega invertida inyectó ese aire sobre Cantabria, cruzó España, giró sobre Lombardía y empezó a girar en una baja ciclónica sobre la zona del Rin. Al mismo tiempo el chorro subtropical estaba inyectando aire caliente desde el Sahara sobre Argelia y la Toscana, excitando aún más la baja, el ciclón de Renania. En un momento, este ciclón (realmente, un mini-huracán) empezó a descargar agua sobre los ríos que la llevan al Rin. Los ríos centroeuropeos no están preparados Los ríos centroeuropeos no están preparados para las inundaciones. Sus bancos son muy bajos, pues lo normal es que el agua circule siempre de manera suave, sin saltar los márgenes. El ciclón que estoy comentando descargó 150 litros de agua en 12 horas. Las descargas de agua en España descargan más litros en menos tiempo, pero este agua se canaliza en las ramblas y sus efectos son más intensos pero mucho más concentrados. El problema de las inundaciones es la falta de aceptación de la incertidumbre. Por lo general no se tienen preparados protocolos para estos casos, como tampoco para las olas de calor o los incendios. Se asume que las cosas van a funcionar en el régimen promedio, y no se preparan las alternativas para los casos extremos. Cuando estos ocurren, se pide ayuda al ejército, a los propios ciudadanos que no pueden hacer nada, a unos sistemas evidentemente infradimensionados. Ocurre en muchos sitios de España ante los incendios forestales. Ocurrió con la helada de enero, ocurrió hace una década con una ola de calor que mató a muchas personas en París, ocurre una y otra vez en países tremendamente desarrollados como EE UU y la UE, y con mucha frecuencia en países como Etiopía y los del golfo de Bengala, sometidos todos los años al monzón índico. PUBLICIDAD La ausencia de protocolos frente a estas catástrofes En todo el planeta solo los huracanes tienen protocolos preparados frente a la incertidumbre de sus ocurrencias, trayectorias e intensidades. El resto de los fenómenos atmosféricos u oceánicos extremos parece que resultan siempre sorprendentes. Cuando ocurrió con la gran nevada de enero en España, no había nada preparado para enfrentarse a ella, de forma que los ciudadanos tuvimos que estar mas de una semana aislados en los domicilios. Esta vez, en Alemania, un país muy organizado, no había protocolos para controlar la inundación. Y sin embargo se sabe perfectamente que estos fenómenos extremos están aumentando su frecuencia e intensidad, como consecuencia del cambio climático. Cambios climáticos ha habido constantemente en la historia de la Tierra. Los más brutales y recientes han sido las glaciaciones, la ultima de las cuales terminó hace unos 8 000 años, con inundaciones, por la fusión de los glaciares, muchísimo más intensas que estas de ahora. PUBLICIDAD En particular, el deshielo de los Zagros, en las cabeceras del Tigris y el Eúfrates, es casi seguro que produjo la leyenda del “Diluvio Universal” y fue (con las del Indo, Ganges y el río amarillo, el Yangtsé) el cambio hacia la cultura de las ciudades, hacia la “civilización” que nos ha traído hasta aquí. Esos ríos desbordados arrastraban barro, suelo muy fértil, que permitió el desarrollo de la agricultura, la primera revolución energética. Ha habido otros dos cambios climáticos de ámbito más reducido: El óptimo medieval, que lanzó a los pueblos del norte en expediciones de “vikingos” (aventureros) y la Pequeña edad del Hielo, en el reinado de Luis XIV de Francia, cuando fue imposible cultivar las tierras marginales y se produjeron hambrunas por toda Europa. Pero el cambio climático que nos interesa y nos preocupa es el actual, que va en dirección contraria a los cambios anteriores y es mucho más intenso que ellos. Las glaciaciones tardaron decenas de miles de años en producirse, y las deglaciaciones, miles de años. El cambio climático actual tiene una escala de 200 años, y su intensidad va a llegar a ser tres veces las del óptimo medieval y la Pequeña Edad del Hielo. Y además, en una etapa hacia el enfriamiento del planeta. Adicionalmente, esta vez está producido por el ser humano, en su segunda revolución industrial. Y nos está produciendo desastres considerables y gastos inútiles y tremendos. Podemos frenarlo, y para ello basta con desarrollar la tercera revolución industrial: la energía solar actual, en vez de la energía fósil. Podemos hacerlo, tenemos todas las herramientas, no ya en los laboratorios, sino en las tiendas. PUBLICIDAD Pero no lo estamos haciendo. ¿Qué queremos? Autor Antonio Ruiz de Elvira Serra Catedrático de Física Aplicada, Universidad de Alcalá Fuente: the conversation

Fuente: Noticias Medio Ambiente

CIC energiGUNE, centro de investigación vasco referente en almacenamiento en baterías, soluciones de energía térmica e hidrógeno, y miembro de Basque Research & Technology Alliance-BRTA, explorará la aplicación de sistemas biológicos en el desarrollo de nuevos cátodos para baterías de metal-aire que catalicen de manera más eficiente las reacciones de oxidación/reducción de oxígeno que tienen lugar en este tipo de baterías. Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto BioAirBat, que ha sido incluido por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro de la convocatoria 2021 de su programa de financiación “Retos I+D+i”. “Las moléculas sintéticas biomiméticas son una excelente opción para la creación de nuevos materiales con propiedades similares o mejores a las de los materiales biológicos existentes en la naturaleza”, ha asegurado la Doctora Nagore Ortiz-Vitoriano, Investigadora Principal del proyecto en CIC energiGUNE. “Gracias a esta ayuda del Ministerio podremos avanzar más rápido en el descubrimiento y diseño de nuevos materiales con propiedades catalíticas mejoradas que permitan ver la luz a la nueva generación de baterías metal-aire recargables”. En este sentido, el objetivo de BioAirBat es imitar el ciclo del oxígeno ligado a la respiración celular para fabricar materiales catódicos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Para ello, basándose en una investigación multidisciplinar, BioAirBat propone combinar el vasto potencial de las biomoléculas electrocatalíticas presentes en la naturaleza con las necesidades de una batería de metal-aire, para ofrecer así una solución radicalmente innovadora, económica y sostenible que supere los desafíos a los que la tecnología se enfrenta hoy en día. Como resultado, el proyecto BioAirBat contribuirá al desarrollo de baterías más ecológicas, eficientes y seguras y acelerarán la comercialización de baterías más allá de Li-ion gracias al menor uso de materiales críticos como son los metales preciosos. Además, BioAirBat posibilitará la conexión entre la ciencia más fundamental y la investigación aplicada, generando un conocimiento que pueda servir no solo a las baterías de metal-aire, sino también a otros campos de la ingeniería como las baterías de flujo y la generación de hidrógeno. Específicamente, el trabajo de BioAirBat se concretará en la obtención de cátodos que catalicen de manera más eficiente las reacciones del oxígeno que gobiernan las baterías de metal-aire y, de manera general, en adquirir un mejor conocimiento del mecanismo de reacción que abra las puertas a desarrollar la próxima generación de este tipo de baterías. Desde el punto de vista de la investigación, la doctora Nagore Ortiz Vitoriano ha destacado que “las macromoléculas biológicas y los nucleótidos actúan como catalizadores y reservorios de energía en este eficiente proceso natural. Por tanto, el uso de moléculas biosintéticas imitando los centros activos de estas grandes moléculas en este tipo de baterías son una excelente opción para superar las limitaciones que impiden su comercialización”.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Durante la Asamblea, se expusieron las actividades desarrolladas en la última anualidad y además, Hydrogen Europe, presentó una nueva estrategia, basada en cinco puntos clave, acorde al crecimiento exponencial que ha experimentado en el último año, superando los 300 miembros: Visión. Misión. Objetivos estratégicos. Valores. Hoja de ruta para implementar la estrategia.  Además, se celebraron las elecciones de la junta directiva de HE, que, posteriormente eligió el nuevo presidente de Hydrogen Europe:

Fuente: Noticias Medio Ambiente

20/110